Nueva versión Blackmagic Camera 6.6

Blackmagic lanza hoy una nueva versión 6.6 del  software Blackmagic Camera, para los modelos Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K y 6K. Incluye horizonte virtual, que indica si la cámara está nivelada, lo cual es ideal al emplear estabilizadores. Además, se brindan nuevas opciones de descompresión anamórfica, que permiten ver imágenes con dicho formato en la pantalla de la cámara, así como la posibilidad de personalizar las proporciones de las guías de encuadre.

Por otra parte, esta versión ofrece compatibilidad con el protocolo de transferencia de imágenes (PTP). Mediante este modo, la cámara puede controlarse desde estabilizadores y otros dispositivos a través del puerto USB, a fin de comenzar y detener la grabación o ajustar el enfoque y la apertura del diafragma.

Asimismo, en el caso del modelo Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K, se añaden nuevos formatos de grabación Blackmagic RAW, por ejemplo, 4K 2.4:1 (4096 x 1712) a 75 f/s, 2.6K (2688 x 1512) a 120 f/s con lentes Super 16 mm, y 2.8K 4:3 (2880 x 2160) a 60 f/s con objetivos anamórficos.

Esta actualización se encuentra disponible sin cargo alguno en http://bmd.link/es/4JcqVt.

Open Day – Blackmagic Design Live Production

Una vez más, Blackmagic Design ha contado con Avacab Audiovisuales para la presentación de sus nuevos productos. La jornada técnica, que tuvo lugar el miércoles 9 de octubre de 2019, versó sobre la propuesta de la marca para la producción de eventos en directo.

En esta ocasión, el corazón del sistema era el nuevo mezclador ATEM Constellation 8K que, aunque está preparado para trabajar con 10 señales de entrada 8K utilizando un Quad-Link 12G-SDI, también se puede utilizar en 4K y entonces dispondremos de 40 entradas 12G. Las señales de entrada, en modo Single Link pueden ir individualmente desde 1,5G hasta 12G, es decir, podremos mezclar y realizar efectos con señales desde 720p hasta 4320p, gracias a los escaladores incorporados a cada entrada. El escalador de salida configurable, marca la resolución de todas las salidas del equipo, que son 24 y que se pueden asignar a programa, previo o a cualquiera de los 24 canales auxiliares de que dispone.

Trabajando en UHD, el Constellation es capaz de insertar 16 keyers, asignables como crominancia, luminancia o lineales, 4 DSK, 4 DVE y 4 media players para transiciones animadas. En total, es posible tener en pantalla 28 capas de imagen.

Al apartado de proceso de audio está cubierto en el ATEM Constellation por la integración del motor de procesado Fairlight de 156 canales, 80 procedentes de las entradas SDI y 64 de la conexión MADI ubicada en su trasera. La gestión de toda esta potencia de audio puede realizarse desde el software de control de ATEM, un control compatible Mackie y próximamente, desde una consola de control Fairlight.

Para controlar el mezclador se utilizó en este caso el ATEM Advanced Panel que, pese a su reducido tamaño, es capaz de controlar mediante un sistema de capas, todo el potencial del ATEM Constellation.

Se utilizaron como fuentes de señal dos cámaras URSA Broadcast, una en configuración de estudio y la otra en modo ENG. La cámara de estudio contaba con visor de estudio de 7 pulgadas (URSA Studio Viefinder) y una óptica Fujinon 4K UA24x7.8BERD, con servo para foco y zoom. La conexión entre cámara y mezclador se realizó mediante fibra SMPTE, que permite ubicar la cámara a 2 kilómetros del receptor de fibra. El conjunto formado por el Camera Fiber Converter y el Studio Fiber Converter facilitan esta posibilidad, utilizando un sistema estándar para la modulación de datos que permite enviar imágenes sin pérdidas ni retardos, incluso en 4K.

La cámara URSA Broadcast en configuración ENG disponía de visor de ojo y óptica Fujinon XA20sx8.5BRM. Para poder demostrar las capacidades de control de cámara, se conectaron entrada y salida con dos cables coaxiales de vídeo , que permiten sin necesidad de realizar una gran inversión, controlar de forma remota todos los parámetros de cámara.

Pese a que el control de cámaras se puede realizar desde el software ATEN, se incluyó en la presentación el ATEM Camera Control Panel, un RCP para 4 cámaras, que brinda la posibilidad de controlarlas de forma directa, con botones dedicados por función y un joystick de tres funciones: diafragma, pedestal y selector de cámara. Gracias a la conexión de datos en una red en la que exista un mezclador Blackmagic, este RCP puede controlar las 4 cámaras simultáneamente.

Como fuente de señal adicional, aunque también puede ser destino, se utilizó un grabador /reproductor HyperDeck Extreme 8K HDR, con su controlador HyperDeck Extreme Control. Este novedoso grabador 8K permite, como no podía ser de otro modo, el registro en tarjetas CFast de cualquier señal de vídeo digital SDI o HDMI, desde SD hasta señales UHD de 12Gb. Tiene 4 entradas SDI para poder entrar con 4 enlaces 12G y de este modo grabar 8K y una entrada HDMI 2.0. De forma alternativa a las tarjetas CFast, el equipo puede grabar en un disco USB-C externo, en caso de necesitar más capacidad de la ofrecida por las tarjetas.

En cuanto a los códecs compatibles, es capaz de utilizar ProRes o H.265 con tres niveles de compresión, para todos los formatos hasta 4320p60. 

Por último, en el apartado de monitorado, se utilizó un conversor Teranex Mini SDI a HDMI 8K. El convertidor admite entradas SDI desde 720p50 hasta 8Kp60 en HDR y las transforma a 4 salidas HDMI que deben ser utilizadas en modo Quad-Link para el visionado en pantallas 8K convencionales. Además de las características de conversión estándar, este Teranex Mini permite hacer escalado de señal de salida para adaptarse a la resolución del monitor, aplicar tablar LUT de 33 puntos en RGB, calibración de monitores y sobreimposición de dos medidores que se pueden seleccionar entre: forma de onda, RGB/YUV, vectorscopio e histograma.

Desde Avacab Audiovisuales queremos agradecer a los asistentes su presencia y al personal de Blackmagic que se desplazó a nuestras instalaciones, su atención y soporte, sin pasar por alto su amabilidad y en algunos casos paciencia por el abrumador interés mostrado en sus productos. Avacab, como distribuidor oficial de Blackmagic, está en disposición de asesorar a nuestros clientes sobre cualquiera de los productos comercializados, siempre gracias al respaldo de los técnicos de cada marca representada.

En Avacab estamos comprometidos con la difusión de las novedades técnicas y la formación. Con este fin, realizamos a lo largo del año diversas presentaciones y seminarios temáticos. Si tienes interés en algún tema específico, escríbenos un correo a avacab@avacab.es e intentaremos incluirlo en nuestro calendario

Blackmagic RAW: El RAW más rápido y con mejor calidad del mercado- Seminario Gratuito 26 Febrero

Seminario gratuito Blackmagic RAW Martes 26 Febrero 2019

BLACKMAGIC con la colaboración de AVACAB Audiovisuales, ha organizado un SEMINARIO exclusivo y gratuito que se celebrará en Madrid, en las instalaciones de Avacab, el Martes 26 de Febrero de 2019. Puesto que el aforo es limitado, para poder asistir tienes que cumplimentar y enviar este siguiente impreso

Durante el evento se tratarán los siguientes temas:

10:00hrs Cámaras URSA Mini Pro y Pocket Cinema Camera 4K

Descripción técnica y opciones de Blackmagic RAW

Evaluación de las tomas en el reproductor Blackmagic RAW

Uso de metadatos para simplificar y acelerar las dinámicas de trabajo

Edición de alto rendimiento mediante DaVinci Resolve

Etalonaje de imágenes Blackmagic RAW de 12 bits

Uso de nuevos paneles de control para DaVinci Resolve

14:00hrs Aceleración de la postproducción con la unidad Blackmagic eGPU Pro

También puedes completar tu inscripción en este enlace o contactar con nosotros si tienes alguna duda en el siguiente teléfono y/o dirección de correo:

91 545 60 49 / avacab@avacab.es

Blackmagic RAW es un códec innovador, revolucionario y fácil de usar, que ofrece una calidad superior a la de formatos populares con compresión, sin renunciar a los beneficios del RAW. Su tecnología de vanguardia, basada en un nuevo algoritmo de interpolación cromática, que llega a su cuarta evolución, permite obtener imágenes sin pérdida de información, ideales para flujos de trabajo en alto rango dinámico (HDR), con más resolución y mayores frecuencia de cuadro.

Su nitidez excepcional, la amplia compatibilidad con diversos tipos de metadatos y una dinamización del procesamiento, mediante el uso de GPU y CPU, permite que sea utilizado tanto para captura como en las etapas de postproducción y acabado. Blackmagic RAW es un códec completamente original, que además de ser gratuito, puede utilizarse en prácticamente cualquier plataforma, mientras que las herramientas de desarrollo disponibles facilitan su aplicación a cualquier programa informático.

Blackmagic RAW ofrece la calidad, flexibilidad, rango dinámico y profundidad de bits de cualquier imagen en formato RAW, pero con un rendimiento mejor gracias a un tamaño de archivo mucho menor que el empleado por los códecs tradicionales.

https://www.youtube.com/watch?reload=9&v=Fc8q_3ot3lQ

Trabajar con archivos RAW sin compresión es difícil, ya que son pesados y en muchos casos exclusivos de cada fabricante, además de consumir muchos recursos del procesador, lo que los hace lentos e ineficaces en los flujos de trabajo actuales. Aunque los códecs con compresión tradicionales funcionan más rápido, conllevan una inevitable pérdida de detalle, debido al muestreo 4:2:2 utilizado. Durante varios años, Blackmagic ha investigado para solucionar este problema y como resultado, ha desarrollado un nuevo códec RAW que traslada parte de la interpolación cromática de la CPU a la propia cámara durante el registro, mejorando así la eficiencia de la compresión, para brindar un rendimiento óptimo. Blackmagic RAW ofrece igual calidad, flexibilidad, rango dinámico y profundidad de bits que las imágenes en formato RAW, pero con un rendimiento mejor y un tamaño de archivo mucho menor que el de códecs con compresión tradicionales.

Ideal para largometrajes y series de televisión de alta gama

Imágenes de calidad cinematográfica para todo tipo de proyectos

Por calidad y velocidad, el formato Blackmagic RAW resulta ideal para todo tipo de producciones. La extraordinaria nitidez de las versiones Blackmagic RAW Q0 o 3:1 permiten conservar toda la información captada por el sensor de cámara y es óptima para publicidad o cine de alta gama, que incluya una gran cantidad de efectos. Por su parte, los formatos Blackmagic RAW Q5 y 5:1 ofrecen una excelente calidad y resultan adecuados para series de televisión y películas independientes. La efectividad de este códec brinda la posibilidad de emplear una tasa de compresión de 8:1 o incluso 12:1, a fin de obtener archivos mucho más pequeños para diversos fines, por ejemplo, coberturas en directo de noticias y eventos deportivos, cartelería digital, proyectos audiovisuales, bodas y vídeos corporativos

Nueva interpolación cromática avanzada

Procesamiento parcial en cámara, para una reproducción a máxima velocidad

El nuevo algoritmo de interpolación cromática “Generation 4 Coluor Science” de Blackmagic, es un componente fundamental del códec Blackmagic RAW. Este permite trasladar parte del proceso a la cámara, con el fin de agilizarlo. Por otra parte, los algoritmos destinados a reducir el ruido, aprovechar los datos del sensor y reconstruir los bordes, brindan la posibilidad de lograr imágenes cinematográficas con detalles nítidos, una profundidad increíble y un contraste extraordinario. El material parcialmente interpolado y los metadatos con las características del sensor se codifican y guardan en el archivo Blackmagic RAW, con el propósito de ofrecer un control absoluto sobre diversos parámetros, tales como: sensibilidad ISO, balance de blancos, exposición, contraste y saturación. El procesamiento parcial, dinamizado en la cámara, mejora significativamente la eficacia de la compresión. Como resultado, requiere menos recursos de procesador y por consiguiente, los archivos se decodifican más rápido, conservando a su vez toda la información captada por el sensor.

Dos sistemas de codificación: Calidad o velocidad constante para un control absoluto

El formato Blackmagic RAW ofrece dos modos de codificación. El primero de ellos permite conservar la calidad del material grabado, mientras que el segundo realiza la transferencia de datos a una velocidad constante. Esto brinda una mayor flexibilidad a la hora de priorizar el que mejor se adapte al presupuesto y necesidades de cada producción.

 

Velocidad de transferencia constante: Imágenes de gran calidad y tamaños de archivo predecibles

Esta opción es similar a la de códecs existentes, diseñados para no superar una velocidad de transferencia de datos específica. Las cuatro versiones que Blackmagic pone a disposición del usuario son: 3:1, 5:1, 8:1 y 12:1.

Es sencillo entender el grado de compresión utilizado, puesto que dichas relaciones se basan en el espacio que ocupa un fotograma captado por el sensor de la cámara, sin procesamiento alguno. Si la tasa de datos procedentes de un sensor 4.6K, capturando a 4608×2592@30fps es de 548MB/s, una compresión 3:1 supondría una reducción hasta 183MB/s mientras que si lo que buscamos es archivos realmente pequeños y rápidos de manejar, los 12:1 convertirán los 548 en 46MB/s, manteniendo una calidad adecuada para ser utilizada en vídeos corporativos o de evento social.

Estas alternativas brindan la mejor calidad de imagen posible en archivos cuyo tamaño es conocido y tan reducido como sea necesario.

Velocidad de transferencia variable: Calidad de imagen constante garantizada

Esta opción permite mantener la calidad de imagen, llevando a cabo la transferencia de datos con una compresión variable. Así, por ejemplo, la información de un fotograma complejo se transmite a una mayor velocidad para conservar todos los detalles. Esto garantiza una calidad uniforme en el material grabado.

Formatos como el CinemaDNG RAW, que también incorporan las cámaras de Blackmagic, se compone de una secuencia de archivos individuales con tamaño variable en función de la complejidad del cuadro desde el que se origina. Es un contenedor de secuencias de imágenes fijas, que aunque ofrecen una reducción de tamaño sin pérdida de calidad, requieren de mayor procesado para “unir” los archivos individuales en secuencias de trabajo.

El Blackmagic RAW captura el material en un solo archivo, con mayor o menor cantidad de información según seas de complejas la imágenes origen, que puede ser tratado como secuencia completa, sin necesidad de gastar capacidad de máquina en unir fotograma a fotograma.

Blackmagic ofrece dos niveles de calidad en captura con calidad constante: RAW Q0, que con una cuantificación variable que obtiene flujos de datos entre 110 y 274MB/s, ofrece la mejor calidad de imagen con una compresión mínima, mientras que la versión Blackmagic RAW Q5, el grado de compresión es mayor, con flujos entre 27 y 78MB/s, a fin de optimizar la codificación y de este modo obtener archivos más pequeños.

La compresión del Q0 va de 2:1 a 5:1, mientras que la Q5 es de 7:1 a 20:1. La elección de uno u otro formato depende en gran medida de la capacidad del equipo de edición disponible, optando siempre que sea posible por el formato que menos compresión aplique al material capturado.

Velocidad extraordinaria: el códec más rápido del mercado

A diferencia de otros formatos RAW que resultan lentos y utilizan una gran cantidad de recursos del procesador, Blackmagic RAW ha sido diseñado con el objetivo de agilizar las dinámicas de trabajo en el ámbito de la postproducción audiovisual. El códec está optimizado para procesadores que admiten instrucciones AVX, AVX2 y SSE4.1, es compatible con CPUs multinúcleo, que ejecutan varios procesos simultáneamente, además de aprovechar la potencia de GPU y es capaz de funcionar sobre plataformas tales como Apple Metal, CUDA y OpenCL. La decodificación de fotogramas y el procesamiento de imágenes son sumamente rápidos, lo cual facilita la edición, el etalonaje y la composición de efectos visuales en programas como DaVinci Resolve. Otra ventaja es que el material se guarda como archivos completos, en lugar de secuencias de imágenes, simplificando así la organización y copia de contenidos. A su vez, el funcionamiento del códec es adaptable a la creciente velocidad de procesadores y tarjetas gráficas, por lo que es el único que ofrece la posibilidad de trabajar con los futuros formatos de mayor resolución y frecuencia de imagen.

Metadatos avanzados: Compatibilidad con metadatos integrados o editables

El códec Blackmagic RAW y las herramientas de desarrollo correspondientes (.braw) ofrecen opciones de metadatos variadas y muy descriptivas, que se adaptan a las dinámicas de trabajo empleadas en la actualidad. Dichas herramientas facilitan el desarrollo de aplicaciones compatibles con el formato y su uso garantiza el correcto procesamiento de todos los metadatos de la cámara, inclusive la información de objetivo, diafragma, valor ISO, espacio cromático y claqueta virtual. Estos datos se almacenan directamente en el archivo .braw.

Por otra parte, es posible emplear archivos .sidecar que contienen metadatos editables en formato JSON. Como se trata de datos auxiliares, estos pueden invalidar los metadatos integrados sin sobrescribirlos. Conviene señalar que el códec admite información sobre parámetros tales como la distancia focal, que a menudo cambia en cada fotograma.

Next Generation Metadata inset 1
Metadatos RAW
Next Generation Metadata inset 2
Metadatos de la cámara
Next Generation Metadata inset 3
Metadatos de la claqueta

Reproductor Blackmagic RAW

Consistencia cromática en todos los programas

Los formatos RAW tradicionales presentan inconsistencia cromática cuando se visualizan contenidos en diferentes reproductores multimedia, dado que las herramientas SDK manejan el color, sus transformaciones y la información sobre las características del sensor de cámara. El reproductor Blackmagic RAW muestra correctamente todo el rango dinámico y los matices intensos de las imágenes, de hecho, cualquier programa desarrollado mediante dichas herramientas garantiza una interpretación precisa del color y los valores tonales que se aprecian en el visor. Cabe destacar además que no se producen interrupciones en la reproducción del material grabado, incluso en sistemas lentos que presentan dificultades al procesar otros formatos RAW.

Disponible en DaVinci Resolve

DaVinci Resolve es compatible con el formato Blackmagic RAW, lo que permite comenzar a filmar y editar inmediatamente. El programa no solo es el más utilizado en cine y publicidad, sino que además constituye un estándar en materia de postproducciones de alta gama. De este modo, es posible trabajar en grandes instalaciones o descargar la aplicación para editar, etalonar, crear efectos visuales y mezclar el audio por cuenta propia. Cabe destacar que DaVinci Resolve brinda una compatibilidad total con el material grabado en formato Blackmagic RAW, permitiendo de esta manera realizar cambios sin afectar significativamente la imagen. Las modificaciones y los ajustes efectuados en la cámara se trasladan a DaVinci Resolve mediante los metadatos y son completamente editables. En tal sentido, al cambiar parámetros RAW y abrir los archivos en otras aplicaciones compatibles, estos ajustes se verán reflejados automáticamente, logrando como resultado una apariencia consistente en distintos programas y plataformas.

Formato abierto y descarga gratuita, compatible con todas las plataformas

Blackmagic RAW es un códec de formato abierto, que no solo es moderno y profesional, sino también compatible con todas las plataformas informáticas. Sus herramientas de desarrollo son gratuitas y están disponibles para sistemas macOS, Windows y Linux. No es necesario adquirir licencias ni renovar suscripciones. Este códec ha sido diseñado con el objetivo de proporcionar a la industria un formato estandarizado de gran calidad, que puede utilizarse sin cargo alguno en una amplia gama de productos y dinámicas de trabajo.

Herramientas de desarrollo gratuitas, documentadas y disponibles para todos los usuarios

Las herramientas de desarrollo (.braw) incluyen documentación exhaustiva y están disponibles para macOS, Windows y Linux. Permiten emplear algoritmos que aprovechan la unidad de procesamiento y la tarjeta gráfica del equipo informático para optimizar y dinamizar la decodificación de los archivos Blackmagic RAW. Asimismo, brindan la posibilidad de acceder a datos específicos del sensor de la cámara, que facilitan la decodificación y visualización de la imagen según sus características. Por otra parte, el kit de desarrollo admite formatos de píxeles compuestos por enteros de 8 y 16 bits, o de 32 bits con coma flotante, lo cual ofrece la oportunidad de personalizar las transformaciones del espacio cromático y aprovechar la información almacenada en los archivos .sidecar. Proporciona funciones avanzadas para recortar clips y ajustar resolución, a fin de reproducir las imágenes a mayor velocidad. Cabe subrayar que todas estas herramientas son gratuitas y se incluyen en los archivos de instalación del software de las cámaras fabricadas por Blackmagic Design.

Dos buenas tarjetas capturadoras 4K: Blackmagic y AJA

Los dispositivos de captura de imagen han evolucionado al tiempo que lo hacían los ordenadores a los que se conectaban. El volumen de datos que se debe manejar para mover una señal de vídeo es tal que los ordenadores, por muy potentes que sean, se benefician enormemente de la incorporación de hardware externo dedicado. Los tiempos de proceso se reducen de manera radical, haciendo que la productividad de nuestra sala aumente.

Buen ejemplo de lo anterior son los nuevos interface Io-4K de AJA y el UltraStudio 4K Blackmagic. Basándose en la última versión de la tecnología Thunderbolt de Intel, estas tarjetas capturadoras son capaces de soportar transferencias de video de Ultra Alta Definición 4K.

Para los que no están familiarizados con el término Thunderbolt, se trata de un protocolo de transferencia bidireccional de datos, que combina la tecnología utilizada en las tarjetas PCI Express con el protocolo DisplayPort. Permite conectar en cadena múltiples dispositivos a no más de 3 metros de distancia y que en principio soportaba velocidades de transmisión de 10Gbit/seg. Su evolución, el Thunderbolt 2, duplica esta tasa de transferencia mediante la combinación de los dos canales de 10GBs originales, en uno solo.

En palabras del CEO de Blackmagic, Grant Petty: “El Thunderbolt 2 nos da la capacidad de aportar una mayor fidelidad de imagen, que permitirá a nuestros clientes crear imágenes aún más bellas. Hasta hace unos días era un sueño y ahora está aquí”

Dispositivos con esta capacidad de transferencia son perfectamente válidos para su uso en un entorno profesional. Varios fabricantes están haciendo desarrollos basados en esta conexión, en este artículo vamos a ver dos opciones interesantes para quienes trabajan en entornos de producción de alto nivel. Los productos elegidos en esta ocasión son la nueva Io-4K de AJA y la UltraStudio de Blackmagic.

Fundamental para la integración en un entorno profesional es disponer de la conectividad conectividad adecuada, para lo que ambos fabricantes eligen entradas y salidas SDI y HDMI:

– La tarjeta capturadora Io-4K de AJA está dotada de 4 BNC de entrada/salida SDI, además de un BNC adicional que proporciona una salida convertida a HD-SDI para la visualización del proyecto en un monitor HD normal. 

– La tarjeta capturadora Blackmagic emplea otra filosofía, simultaneando entradas analógicas en compuesto o componentes, con digitales 3 o 6Gb/s. Como es lógico, ambos dispositivos disponen de entradas y salidas HDMI 1.4, capaces de soportar UHD.

Las señales de audio también tienen su espacio en estos equipos. Pueden trabajar con los 16 canales de audio embebidos en SDI y los 8 de HDMI, pero el Blackmagic añade la posibilidad de incorporar a nuestra producción audio analógico mediante 2 conectores XLR y 2 RCA, o audio digital AES/EBU. En cuanto a las salidas de audio, AJA ofrece 8 canales de salida analógica mediante un conector DB-25 y salida de monitorado estéreo por RCA, frente al Blackmagic que tiene salida analógica de 2 canales por XLR y digital AES/EBU en BNC.

En ambos casos, disponemos de entrada y salida para código de tiempos LTC y entrada de sincronismos para la integración del dispositivo en un entorno de producción multi-sala. Ambas tarjetas son capaces de controlar un dispositivo externo, tipo VTR, mediante RS-422.

Disponer de un buen hardware y capacidad de conexión es tan importante como ser compatible con todos los codecs que sea posible. Esta compatibilidad hará nuestra sala más versátil, con lo que no tendremos que renunciar a ningún trabajo. La tarjeta capturadora de Blackmagic soporta:

AVC-Intra, AVCHD, Canon XF MPEG2, Digital SLR, DV-NTSC, DV-PAL, DVCPRO50, DVCPROHD, DPX, HDV, XDCAM EX, XDCAM HD, XDCAM HD422, Apple ProRes 4444, Apple ProRes 422 (HQ), Apple ProRes 422, Apple ProRes (LT), Apple ProRes 422 (Proxy) y los formatos sin compresión de 8-bit 4:2:2, 10-bit 4:2:2 y 10-bit 4:4:4.

La tarjeta capturadora Io-4K de AJA soporta:

Cualquier formato sin compresión de 10 bits, los Apple ProRes 422 (HQ) y Apple ProRes 422, XDCAM HD y DVCPROHD.

Y ya por último, pero no menos importante, necesitamos que la tarjeta capturadora sea compatible con nuestro software de edición preferido. En este caso, tanto la AJA como la Blackmagic, son compatibles con Apple Final Cut Pro X, Adobe Premier, After Effects y Photoshop, además de los Avid Media Composer y Protools.

Se trata por tanto de dos buenas tarjetas capturadoras que aportarán a nuestro sala la capacidad de producción en todos los formatos actuales y que garantizarán nuestra inversión de cara al futuro.

En Avacab podrás encontrar, entre otro, ambas tarjetas capturadoras, sólo tienes que enviarnos un correo electrónico a info@avacab.es para solicitar precio y disponibilidad.